Me Impulso informa a los jóvenes sobre el servicio de voluntariado europeo

Servicio de voluntariado europeo

A través de una beca Erasmus+ podrás disfrutar de voluntario en el extranjero.

Piénsatelo. Se trata de una oportunidad única para conocer diferentes culturas y adquirir nuevas capacidades que enriquecerán tu desarrollo profesional y personal.

Qué es el SVE

El Servicio de Voluntariado Europeo (SVE), se dirige a jóvenes de 17 a 30 años que quieran realizar voluntariado en Europa, África, Asia o Sudamérica.

Los proyectos se desarrollan en una gran variedad de áreas: cultura, juventud, deporte, infancia, discapacidad, patrimonio cultural, bienestar animal, medioambiente, etc. y su duración varía entre 2 y 12 meses durante los que recibirás:

  • Cobertura total de los costes de alojamiento y manutención.
  • Devolución de los gastos de viaje (con un límite máximo).
  • Seguro de salud integral para todo el período de voluntariado.
  • Formación lingüística en el idioma de destino.

Al terminar tu SVE tendrás un certificado de participación, el “Youthpass”, donde se describirá tu proyecto de voluntariado.

Sesiones informativas del SVE

Para profundizar en el funcionamiento del SVE o resolver tus dudas, el Conseyu de Mocedá de Xixón realiza diferentes sesiones informativas a lo largo del año. Estas son las sesiones programadas para este año, el 2016:

  • 13 de enero a las 12.00h y a las 18.00h
  • 17 de febrero a las 12.00h y a las 18.00h
  • 9 de marzo a las 12.00h y a las 18.00h
  • 6 de abril a las 12.00h y a las 18.00h
  • 11 de mayo a las 12.00h y a las 18.00h
  • 13 de julio a las 12.00h
  • 3 de agosto a las 12.00h
  • 7 de septiembre a las 12.00h
  • 16 de noviembre a las 12.00h y a las 18.00h.
  • 14 de diciembre a las 12.00h y a las 18.00h

 

Por qué participar en un SVE

Existen muchas razones por las que realizar un SVE.

Seguro que la mayoría te las imaginas: viajar, conocer gente, diferentes culturas y países, contribuir en la construcción de un mundo mejor, aprender un idioma, completar tu formación, añadir valor a tu perfil laboral, desarrollar habilidades personales de autonomía, etc.

En definitiva, tener una experiencia única y significativa a nivel personal y valorada por la sociedad.

 

Ofertas de plazas del SVE

A lo largo del año las diferentes organizaciones que gestionan el SVE dan a conocer las plazas que van surgiendo. Desde Asturias la entidad encargada del SVE es el Conseyu de Mocedá de Xixón, quien publica tanto en su sitio web como en Facebook y Twitter las plazas disponibles. A fecha de publicación de este post está abierto el proceso de solicitud de SVE en Francia:

Experiencias de los jóvenes SVE

Existen diferentes sitios web donde los voluntarios cuentan sus experiencias en el SVE, de hecho el Conseyu de Mecedá de Xixón también tiene el suyo: El Blog Europa. Son tantas las experiencias como los diferentes países, las áreas de los proyectos y las organizaciones de destino.

De hecho, te recomendamos que busques post sobre los proyectos que en principio te interesen para que conozcas de primera mano cómo le fue a otros compañeros y puedas planificar mejor tu experiencia SVE. Aquí te dejamos tres ejemplos de la experiencia de jóvenes que actualmente se encuentran desarrollando su voluntariado en Polonia, Irlanda y Hungría:

Formación y evaluación en el SVE

En palabras de la Comisión Europea:
“La dimensión de formación y evaluación del SVE aspira a proporcionar a los jóvenes voluntarios una orientación y un apoyo continuos a lo largo de su periodo de servicio voluntario. Dicha formación y evaluación contribuirán a la educación y al desarrollo de cada joven. Así mismo ayudará a resolver conflictos y prevenir riesgos, y proporcionará un medio
de evaluación de la experiencia SVE del voluntario.”

Esto supone la existencia de cuatro momentos fundamentales:

  • La formación anterior a la salida del SVE. Sirve para que los voluntarios tengan la oportunidad de exponer sus expectativas, desarrollar su motivación y sus objetivos de aprendizaje, así como obtener información acerca del país de acogida y el programa.
  • La formación a la llegada del SVE. Sirve para introducir a los voluntarios en el país y el entorno de acogida.
  • La evaluación intermedia del SVE. Ofrece a los voluntarios la posibilidad de evaluar y reflexionar sobre su experiencia hasta el momento, así como conocer a otros voluntarios de proyectos distintos que se encuentran en España.

 

  • El evento anual del SVE. Sirve como reunión de evaluación, reunión de las personas que hayan finalizado su SVE durante los doce meses anteriores a la convocatoria y evento de promoción.

Enlaces

Portal europeo de la juventud

Plazas SVE – Conseyu de Mocedá de Xixón

Servicio de Voluntariado Europeo

Europa, Europa

Erasmus+ para todos

Incluye el voluntariado en tu CV

Movilidad por motivos de aprendizaje Accion clave 1: Servicio Voluntario Europeo te ayudamos con tu proyecto en tres pasos

Trabajar y estudiar en la UE. Voluntariado e intercambios europeos y humanitarios

Anuncios
Me Impulso entrevista a la asociación de ocio alternativo nocturno Abierto hasta el amanecer

Abierto hasta el amanecer: Un plan para el finde y +

 

¿Qué te apetecería hacer este fin de semana? ¿Participar en un torneo de baloncesto, fútbol o pádel? ¿Rodar un corto? ¿Aprender a cocinar? ¿Echarte unos bailes? ¿Pasar un rato jugando con tus colegas a la play?

¡Tu eliges! Del resto se encarga Abierto Hasta el Amanecer. Una asociación juvenil que lleva ya 18 años gestionando un programa de ocio alternativo nocturno en Gijón del que cada fin puedes disfrutar.

Un espacio para todos

Dentro del programa de ocio nocturno se desarrollan diferentes actividades: talleres de todo tipo, encuentros deportivos, juegos de mesa o de la wii, cursos de formación como el de manipulador de alimentos… Y es que la idea es “hacer un programa lo más variado posible para que los jóvenes puedan hacer lo que les guste finde tras finde. Para que todos tengan su espacio de participación en Abierto”.

Elisa es una de ellos. Lleva participando en Abierto Hasta el Amanecer desde hace dos años. Este último además como voluntaria.

Antón ya ha encontrado el suyo. A lo largo de esta fase ha asistido al taller de doblaje y de alemán y ha participado en la grabación de un videoclip dentro del taller de cortos. Asier se ha apuntado a baloncesto y Diego, que también es voluntario, acude a manualidades, baile y risoterapia.

Eso es lo bueno de Abierto. Que está hecho para todos los gustos y que cada uno lo disfruta a su manera. Hay quien va el viernes a jugar un partido de fútbol, quien no se pierde un taller o quien acude a alguno de los cursos de formación y acaba participando en las actividades del hall.

Y es que algo tiene que “cuando conoces Abierto acaba enganchando”.

Y no lo decimos nosotros, sino los propios participantes, que cada año repiten. ¿Por qué? Es difícil de explicar, “tienen que venir a verlo”, recomienda uno de ellos.

Participación juvenil

Aunque el programa de ocio nocturno es el más conocido y el más grande en cuanto a participación, Abierto Hasta el Amanecer también tiene en marcha otros proyectos, como:

  • El programa de Séptima hora, que se desarrolla en los centros de educación secundaria generando espacios de participación.
  • El programa de Dinamizador de ocio juvenil, en el que se aprende a poner en marcha proyectos.
  • Así como, Todos jugamos, un programa que se desarrolla con los padres y familiares de los más pequeños enseñándoles a generar espacios de participación y ocio en su barrio.

Nuevos proyectos

Y para la próxima fase, que comienza en febrero… ¿qué nos tienen preparado? “El mayor proyecto es seguir haciendo actividades, seguir llegando a los jóvenes como lo hacemos”, nos cuentan las responsables de Abierto, De los jóvenes, para los jóvenes y por los jóvenes

que nos adelantan la puesta en marcha de un plan de atención a la diversidad, “para poder llegar a todo el mundo, poder hacerlo más accesible todavía para que nadie, por ninguna razón, se quede fuera de participar en una actividad.”

“Poder estar con todos y que todos puedan estar en Abierto”.

¿Te apetece hacer algo diferente las noches del fin de semana? Pásate por Abierto y encuentra tu espacio.

Me Impulso recoge las habilidades sociales del deporte trasladadas al mundo laboral

Habilidades laborales a base de deporte

¿Qué te empuja a ir a entrenar cuando diluvia y encima estás medio griposo? ¿Qué te anima a volver intentar un ollie cuando ya te has caído cien veces? ¿Qué hace que seas capaz de atravesar toda la ciudad para ir a jugar un partido un sábado, a las ocho de la mañana, cuando podrías quedarte tan a gustito en la cama?

Lo que te hace actuar de ese modo son una serie de actitudes y habilidades que adquieres y desarrollas haciendo deporte y que te harán jugar con cierta ventaja cuando accedas al mercado laboral. Habilidades como el compromiso, la perseverancia, la capacidad de superación, motivación o el trabajo en equipo saltan del terreno de juego al del empleo.

Objetivo fijado, objetivo alcanzado

Excepto Forrest Gump, quien sale a correr lo hace sabiendo hacia dónde va y el objetivo que quiere alcanzar. Ya sea estar en forma, participar en una maratón o mejorar un tiempo. Sólo marcándonos objetivos podemos alcanzarlos. Hablamos de correr porque es el ejemplo que mejor lo visualiza, pero es aplicable a cualquier deporte. Sea cual sea el que practiques tú también te marcas objetivos, ¿verdad?

Pues no te resultará difícil aplicarlo en tu búsqueda de empleo o en el entorno laboral. Las empresas verán en ti un profesional capaz de planificarse, eficaz y orientado a lograr objetivos.

Comprometidos con el equipo

Cuando madrugas para ir a entrenar o vas después de salir agotado de clase ¿acaso lo haces por obligación? Seguro que no, ¿verdad? Imaginamos que sea porque como parte de un equipo tú también quieres contribuir a sus triunfos, recordar cómo esos largos entrenamientos bajo la lluvia han contribuido a haceros con la final. Y eso es precisamente lo que buscan las empresas: profesionales comprometidos, involucrados en lo que hacen, dispuestos y motivados para contribuir al éxito. Y que, además, saben bien lo que es trabajar en equipo.

Si practicas un deporte de grupo a estas alturas tu mejor que nadie sabe la importancia de no ir por libre y de trabajar por un objetivo común. En las empresas también lo saben, así que no pierdas ese espíritu de compañerismo cuando abandones el terreno de juego y aplícalo al terreno laboral. Te dará muchos puntos.

Perseverancia y superación: un buen combo

Otras habilidades que las empresas valoran y que se “entrenan” haciendo deporte es la perseverancia y la capacidad de superación. ¿Te has fijado en los skaters? ¿Eres uno de ellos? Sabemos que esos saltos, los trucos, las piruetas no se consiguen de un día para otro. Detrás de cada figura hay un buen número de caídas, que no impiden un nuevo intento. Hasta “plancharlo”. Y una vez conseguido, a por otro. Adopta esa misma actitud a tu búsqueda de empleo o transmítela en el trabajo. En el ámbito laboral ser constante y tener afán de superación son dos habilidades interpersonales que cotizan y además recompensan.

Visto así, ¿a que el ámbito deportivo y el laboral son sospechosamente parecidos?

No dejes de entrenar esas habilidades. Te harán jugar con ventaja.

Enlaces

La actitud, un elemento en, por y para el empleo

Valores y compromiso

Valores del deporte aplicado a la empresa

Habilidades sociales: el barniz para moverse con éxito en el ámbito profesional

Nuevas capacidades profesionales que te harán invencible en 2015

Las diez habilidades con las que conseguirás un trabajo en 2020

Me Impulso nos cuenta cómo la proactividad es uno de las cualidades personales más valoradas en el entorno laboral y por tanto fundamental en la búsqueda de empleo

Tendencias: Profesionales proactivos

Proactividad. Vaya palabra… Hace nada ni siquiera estaba en el diccionario y ahora está por todas partes. ¡Hasta existen alimentos proactive!

Ahora en serio. Si está en boca de todos por algo será. Puede que quizá la asocies al entorno laboral. Es cierto que las empresas y organizaciones valoran muchísimo esta actitud en sus trabajadores, pero ¿no has pensado en anticiparte a ellas y empezar a practicarla? Al final, de eso va la proactividad…

Proactividad: algo más que tener iniciativa

Claro que una persona proactiva tiene iniciativa, pero va un paso más allá: actúa.  Hace que las cosas que desea sucedan. Se anticipa a las necesidades o los problemas y así es capaz de reaccionar antes de que ya sea demasiado tarde.

La proactividad es la actitud que caracteriza a quienes no esperan a que algo, de repente, cambie su vida, sino que actúan para que ese cambio se produzca. Y nunca dejan que las circunstancias condicionen su conducta.

Tú puedes ser proactivo

Deja el “modo queja” a un lado y actúa. Si quieres algo, sal a buscarlo. No te quedes sentado a verlas venir. ¿Te animas a practicar la proactividad?

  • Trata de centrarte en aquello en lo que tienes capacidad de actuar. lo que se llama círculo de influencia y no en aquello que se escapa de nuestro control.
  • Evita el “tengo” que hacer… y cámbialo por el “elijo” hacer. No hagas las cosas sintiéndote obligado. Piensa que aquello que haces es un medio, un paso para alcanzar el objetivo que has elegido.
  • Piensa siempre que la solución está en tu mano, que eres capaz de resolver sin que nadie te diga como hacerlo.
  • Mantén la seguridad en tí mismo. ¿Y qué si las has pifiado alguna vez? Quien no actúa no se equivoca, pero tampoco aprende. No te dejes arrastrar por la negatividad.

Proactivos en el trabajo

Imagina que eres jefe. ¿Te ves detrás de alguien diciéndole todo el día lo que tiene que hacer? ¿Qué pensarías si te enteras que alguien es consciente de que las cosas se pueden hacer mejor pero “pasa”…porque no le corresponde o prefiere no asumir el riesgo de dar el paso? ¿Cómo te sentirías si descubres que alguien ha percibido que se aproxima una “tempestad” y ni siquiera se ha molestado en dar la voz de alarma?

Ahora imagina que trabajas junto a alguien que te facilita el trabajo, que propone cambios que te ahorran tiempo y esfuerzo, que te advierte cuando vas a meter la pata, y que siempre está ahí para echarte una mano, sin necesidad de que se lo pidas.

Puede resultar difícil hacer este ejercicio de empatía, pero así ¿no te resulta más fácil entender por qué las empresas insisten en incorporar a sus filas profesionales proactivos?

Proactívate en tu búsqueda de empleo

Ya sabemos que es fundamental ser proactivo en el trabajo. Pero, tanto o más lo es cuando lo estamos buscando. ¿Cuántas veces has oído decir “es que es imposible, tal y como están las cosas”? Si no has hecho ni caso, genial. Esa es la verdadera actitud proactiva.

Las circunstancias serán las que sean, pero te has marcado un objetivo y vas a por todas. Recuerda que si no está en tu mano cambiar las situaciones adversas, siempre puedes escoger la actitud con la que las afrontas.

Así que revisas los portales de empleo, sí, pero eres consciente de que el 80% de las ofertas están “ocultas”, así que haces networking y activas a todos tus contactos, amigos o excompañeros. Y mientras, no descuidas tus perfiles en la redes, LinkedIn, Facebook o Twitter… Te planificas y asumes la búsqueda de empleo como un reto.

Enlaces

¿Qué significa ser proactivo?

La actitud, un elemento en, por y para el empleo

Buscar trabajo da mucho trabajo

Marca personal: deja huella en redes sociales

Me Impulso transmite la importancia de la implicación y el compromiso como valores y actitudes valoradas de cara a encontrar un empleo

Tendencias: Profesionales comprometidos

Tendemos a creer que las empresas y sus departamentos de recursos humanos no tienen muy en cuenta las actitudes, que pesan más otros aspectos del candidato o que es difícil comprobar en un primer encuentro, como una entrevista, quien los tiene y quien no. Pues nada que ver con la realidad.

Una de esas actitudes que con más frecuencia las empresas incluyen como deseables o incluso imprescindibles en las ofertas de empleo es el compromiso: “profesionales que aporten compromiso, personas con altos estándares de compromiso, nos gusta el compromiso…” Un simple rastreo en un portal online de búsqueda de empleo llega a dar como resultado cerca de un millar de ofertas que incluyen esta cualidad en el perfil del candidato.

Esto da una idea de hasta qué punto las empresas valoran esa competencia Un empleado comprometido no es aquel que promete a hacer algo y lo hace, como una obligación ineludible y necesaria para llevarse el sueldo a fin de mes. No, el compromiso es otra cosa. Es la capacidad de identificarte con lo que haces, de asumir como tuyos los objetivos de la organización para la que trabajas. De implicarte, de involucrarte en la actividad no por obligación, sino por la satisfacción de saber que con tu trabajo contribuyes al éxito y aportas valor.

Lo que vale un profesional comprometido

Todo lo anterior ya sería motivo más que suficiente para que cualquier empresa desee incorporar a su estructura a un profesional comprometido.

Pero hay más. El compromiso está relacionado con la eficiencia y la productividad en el trabajo, incluso con la satisfacción y la fidelización de los clientes y la excelencia del servicio, lo que repercute directamente en la rentabilidad.

Mirándolo así, es normal que las empresas busquen candidatos comprometidos y que la tendencia sea seleccionar al candidato que encaje en sus valores y que los comparta, aunque tenga menos títulos o algún mes menos de experiencia.

Ahora quizá te preguntes ¿cómo una empresa es capaz de detectar el grado de compromiso de un candidato? ¿Cómo demostrarlo en una entrevista laboral?

Demuestra tu compromiso

Aunque parece algo intangible, en una entrevista de trabajo te harán preguntas encaminadas a evaluar tu compromiso, ya no sólo con ese futuro empleo, sino también con tu profesión o con tu carrera.

Como ya te hemos contado, en las entrevistas de trabajo suelen preguntar por cuestiones relacionadas con su propia empresa. Esa será una oportunidad de demostrar tu compromiso.

Una clásica es ¿por qué quieres trabajar aquí? Recuerda lo importante que es que te informes a fondo sobre la empresa, que rastrees toda la información que sea posible, que conozcas sus valores y los transmitas como propios. Si no sabes responder o dudas el entrevistador podría entenderlo como que te da igual esa empresa que otra. Es decir, cero compromiso con la organización.

También es habitual que al finalizar la entrevista te inviten a formular alguna pregunta. Házlo. El hecho de haberte informado sobre la empresa te dará pie a preguntar cuestiones que te ayudarán a demostrar tu grado de compromiso con la compañía. Si no te lo comentan antes, también puedes preguntar si la compañía ofrece formación a sus empleados o cuáles son las expectativas de desarrollo profesional.

“Háblame de tu anterior empleo”. En estos casos el entrevistador trata de prever comportamientos futuros analizando los pasados. Trabájate bien la respuesta porque puede que también esté tratando de medir tu capacidad de compromiso.

Por último, cuando pregunten o se interesen por cuestiones personales también pueden estar poniéndote a prueba. Recuerda que el hecho de formar parte de una asociación o de un equipo significa también compromiso. No lo pases por alto.

Compromiso: tu eliges

Es cierto que el compromiso no es algo que se pueda “comprar” o reclamar. Es una decisión personal que tiene mucho de beneficioso, y no sólo para la empresa, sino para uno mismo. Intentar dar lo mejor de tí para lograr tus metas, implicarte en lo que haces y sentir que tu pequeña aportación contribuye al éxito.

¿No crees que merece la pena?

Tu eliges. Si prefieres hacer las cosas por obligación o por motivación. Si prefieres pasar de puntillas o dejando huella en lo que haces. Si vas a esperar un golpe de suerte o vas tratar de darlo todo para alcanzar tus objetivos. ¿Ya has elegido?

Enlaces

La actitud, un elemento en, por y para el empleo

El compromiso se entrena

No hay éxito sin compromiso

La entrevista laboral: de candidato a… ¡Contratado!

Me impulso recoge una de las competencias laborales más importantes para acceder al empleo: la capacidad organizativa

Tendencias: Profesionales con capacidad organizativa

Seguro que conoces a alguien que tiene tiempo para todo. Que el día antes de un examen hace un hueco para jugar un partido, que planifica de tal manera el fin de semana que en vez de dos días parecen cuatro y que nunca se pierde una.

Y al contrario. También te sonará alguno de esos que lamenta haberse perdido algo con un “meca, se me pasó…”, que entrega los trabajos en el minuto de descuento y que más de una vez se ha tenido que quedar en casa calentando banquillo por no haber sabido organizarse.

Y tú, ¿de qué lado estás?

La pregunta viene al caso porque hoy vamos a hablar de la capacidad organizativa como una de las cualidades que la empresas valoran y que pueden servirte para mejorar tu empleabilidad.

Y es que ser organizado es algo más que tener tu cuarto o la mesa de trabajo listo para revisión, aunque eso también sea importante.

Ventajas de ser organizado

En el ámbito laboral se valora la capacidad organizativa porque significa que quien la tiene:

  • Alcanza los objetivos porque sabe priorizar y planificar. Sabe qué tiene qué hacer y en qué momento y establece un plan para lograr las metas.
  • Trabaja mejor en equipo porque además de cumplir con las fechas de entrega, deja por escrito en qué está trabajando y cuál es el procedimiento que está siguiendo.
  • Su rendimiento es más alto porque no pierde el tiempo, sino que sabe gestionarlo, estableciendo horarios y plazos para que resulte más productivo.
  • Simplifica las tareas porque sabe distinguir y apartar las que son innecesarias o no aportan nada para lograr resultados.

Me Impulso recoge en una infografía los motivos de que la capacidad organizativa sea valorada en el empleo

Ya ves, para las empresas son todo ventajas. Pero ¿y para tí? ¿Qué te aporta ser organizado?

Si estás buscando trabajo, ser organizado es fundamental. Si estás estudiando, las recompensas son más inmediatas, te librarás de agobios de última hora y rendirás más.

Pero en general, ser organizado aporta mucho más. Te hace sentirte bien. ¿Reconoces esa sensación cuando te ha cundido el día? Te sientes satisfecho, orgulloso de ti mismo y capaz de todo. Y eso no es todo. Además ganarás tiempo extra. Si te planificas pasarás de no tener tiempo para nada a tener tiempo para todo.

Aprende a gestionar tu tiempo

Te hemos contado todos los beneficios pero no te hemos dicho cómo gestionar tu tiempo. Cómo aprovecharlo al máximo:

Me Impulso recoge en una infografía las pautas para gestionar el tiempo

  • Trata de priorizar. Piensa en lo que tienes hacer, pero también plantéate lo que no tienes que hacer. Párate a pensar si eso que te está llevando tanto tiempo y te tiene tan pillado es de verdad necesario y céntrate en aquello que te permita obtener resultados y alcanzar objetivos.
  • Programa tus actividades o tareas y establece tiempos. Márcate tus propios plazos de entrega y cúmplelos, claro. En el trabajo las deadlines ya te vendrán dados, pero aún así intenta adelantarte a ellas. Eso te dará margen ante imprevistos.
  • Elige un momento del día para cada cosa. Hay quien por ejemplo se concentra mejor a primera hora de la mañana. Elige tu momento para aquellas tareas que requieran más atención y trata de agrupar actividades que sean más afines.
  • Apúntalo todo. Una cita, una entrevista o un plazo de entrega. Pero no lo hagas en papeles o postit, sino en una agenda o calendario, bien en las del móvil o en el ordenador.  
  • Mantén tus espacios ordenados. El rato que pasas buscando algo no es sólo tiempo perdido, sino también ritmo y concentración.
  • No te apuntes a un bombardeo. Di no a aquellas cosas que realmente no te van a aportar nada. No intentes abarcarlo todo porque puedes llegar a verte desbordado.
  • No te dejes atracar por los “ladrones de tiempo”. La televisión, las redes sociales, internet… todos ellos son expertos en robar tu tiempo.

Y recuerda, tú tiempo vale mucho. No lo malgastes.

Enlaces

La actitud, un elemento en, por y para el empleo

10 claves para aprovechar mejor el tiempo

Ideas para salvar el caos diario

Toma nota: No te pierdas en la búsqueda de empleo

Me Impulso informa a los jóvenes sobre una de las cualidades personales más valoradas en el mercado laboral y que le pueden abrir las puertas del empleo

Tendencias: Profesionales capaces de resolver conflictos

Un conflicto no tiene por qué ser algo negativo. Si se maneja de la forma adecuada puede resultar una experiencia constructiva.

¿Cuando discutes con alguien realmente te paras a escuchar lo que dice?

¿Tratas de entender la postura del otro, aunque no la compartas?

¿Antepones la solución de un problema a tus intereses?

Si has respondido afirmativamente a las preguntas anteriores puede que cuentes con una de las cualidades personales que más valoran las empresas: la capacidad para resolver conflictos.

Formas de manejar un conflicto

(imagen)

Las personas cuando estamos involucradas en un conflicto desarrollamos cinco formas diferentes de hacerle frente, según nos centremos más en nosotros o en los otros.

Me Impulso informa a los jóvenes de la capacidad para resolver conflictos como elemento para el desarrollo personal y profesional

  1. Competitivo. Se resume en un yo gano- la otra parte pierde. En este caso se impone la satisfacción de las propias necesidades o intereses por encima de los de los demás.
  1. Colaborativo. Se trata de un yo gano-tú ganas e implica explorar todos los puntos de vista y las diferentes alternativas. Frente al conflicto, ambas partes se esfuerzan para alcanzar una solución beneficiosa y satisfactoria.
  1. Compromiso. Ninguna de las dos partes gana ni pierde, sino que ambas intercambian concesiones en beneficio de la búsqueda de soluciones intermedias.
  1. Acomodativo. Suele emplearse cuando una de las partes se da cuenta de que ha metido la pata o cuando las cuestiones en conflicto son más importantes en realidad para una parte que para la otra. Sería un yo pierdo-tu ganas.
  1. Evitativo. Evitar el conflicto, siempre que se trate de cuestiones triviales, es una forma también válida de afrontarlo. A veces es mejor no malgastar energías cuando existen otras cuestiones clave que resolver.

Conflictos en el trabajo

Un conflicto laboral mal gestionado o “aparcado” sin más puede generar un ambiente de trabajo tenso y acabar desembocando en:

  • Descenso de la productividad.
  • Desmotivación.
  • Ruptura de equipos.
  • Pérdida de talento.
  • Deterioro de la imagen de la empresa.

Resolviendo conflictos

A la hora de afrontar un conflicto debes:

  • Escuchar activamente. Escuchar es más que oír. La “escucha activa” consiste en implicarte al máximo en la conversación, demostrando que te importa lo que la otra persona está diciendo. Puedes hacerlo sirviéndote de la comunicación no verbal, por ejemplo con gestos o mirando a los ojos; parafraseando a tu interlocutor, para que note que le escuchas; o haciéndole preguntas para animarle a que continúe hablando. En ningún caso interrumpas, trates de adelantarte a lo que crees que va a decir o aconsejes.
  • Empatizar. Ponte en el lugar del otro y trata de comprender su postura y sus emociones. Empatizar te ayudará en la escucha activa, pero también te será útil para tratar de reconducir el conflicto en su fase más crítica. En un momento dado un “la verdad es que en tu situación quizá yo también me sentiría así” servirá para enfriar los ánimos y allanar el camino a la solución. Al contrario, evita dar lecciones, negar los sentimientos de la otra persona o soltar un “anda, cálmate que estás muy nervioso”.
  • Controlar las emociones. La rabia, los deseos de venganza… son emociones vinculadas a los conflictos, por las que no hay que dejarse llevar por ellas. El interés en resolver el conflicto debe estar siempre por encima de las consideraciones afectivas.
  • Ser asertivo. Exprésate de forma clara y directa, pero sin ataques. Puedes emplear la fórmula del “mensaje yo”, es decir, un mensaje respetuoso a través del que expresas tus opiniones sin reproches ni críticas.

Si posees alguna de estas cualidades, estas más cerca de encontrar un empleo. No descuides estas habilidades sociales, entrénalas y practícalas sea cual sea el tipo de conflicto al que te enfrentes. La capacidad para resolver conflictos también es fundamental en el desarrollo de tus relaciones personales y familiares.

Me Impulso explica qué es y cómo se puede desarrollar la creatividad de cara al desarrollo personal y profesional de los jóvenes

Tendencias: Profesionales creativos

La creatividad es una de las cualidades personales valoradas en el mundo laboral.

Por lo que se valora la creatividad, es porque supone capacidad de idear nuevas opciones, productos o servicios para la empresa, o de inventar nuevas formas de hacer el trabajo, formas que lo mejoren ya sea en calidad, productividad o posibilidades de negocio.

Los secretos de la creatividad

La creatividad es un rasgo distintivo de la inteligencia humana. De hecho, nuestra sociedad es el producto resultado de las ideas de personas.

La creatividad es un proceso al que todos podemos acceder si:

  • Encontramos nuestro elemento. ¿Qué es aquello que más nos motiva?
  • Conectamos con la pasión. Nos volcamos en lo que hacemos, poniendo todos nuestros sentidos.
  • Controlamos el proceso. Entrenamos la creatividad y mantenemos una disciplina.
  • Mantenemos una actitud crítica. Arriesgamos con las ideas y aprendemos de los errores.

Frenos y motores de la creatividad

¿Qué es la creatividad? ¿Qué la impulsa y qué la frena?

Frenos a la creatividad:

  • Entender los cambios como amenazas.
  • Pensar que sólo hay una respuesta correcta.
  • No enseñarla, no entrenarla.

Motores de la creatividad:

  • No tener miedo a las ideas nuevas o diferentes.
  • Buscar muchas soluciones a un mismo problema.
  • Analizar cada idea, planteando todos los aspectos de su desarrollo y buscando sus posibles fallos o elementos que se podrían mejorar.

Estrategias para desarrollar la creatividad

Tienes el mundo en tus manos ¿Sabes aprovecharlo? Suma a la curiosidad una actitud sin prejuicios y deja crecer tu creatividad.

Desarrollar tu creatividad es fácil:

  • Toma conciencia de tu creatividad. Reconoce en qué eres bueno.
  • No te limites. No dejes que el miedo a equivocarte o al ridículo frene tu creatividad.
  • Presta atención a los detalles. Busca nuevas posibilidades en el mundo que te rodea.
  • Cambia de perspectiva. Hazte preguntas desde otros puntos de vista.

En definitiva, la creatividad no es un hada que nos ilumina por casualidad, sino el resultado de personas abiertas al entorno, receptivas, que saben escuchar y van recogiendo las ideas interesantes de un sinfín de contextos diferentes, y como resultado generan una idea nueva. Y lo más importante es que todos podemos ser buenos creativos dado que:

La creatividad se aprende igual que se aprende a leer. Ken Robinson.

Enlaces

La actitud, un elemento en, por y para el empleo

Creatividad

Me Impulso acerca a los jóvenes las posibilidades de movilidad por Europa ya sea como voluntario, trabajador o de vacaciones

Europa, Europa…

¡Experimenta Europa! Hay miles de razones para pasar una temporada en otro país como, por ejemplo, hacer voluntariado, trabajar, aprender idiomas, conocer otras culturas, etc. Sea cual sea tu motivación, la experiencia será positiva y útil tanto para tu desarrollo personal como profesional.

Aquí te presentamos algunos de los recursos que ofrece Europa a los jóvenes.

Voluntariado en Europa

El SVE (Servicio de Voluntariado Europeo), se dirige a los jóvenes europeos de 17 a 30 años que quieran realizar voluntariado en Europa, África, Asia o Sudamérica.

Los proyectos se desarrollan en muchos campos: cultura, juventud, deportes, infancia, patrimonio cultural, artes, bienestar de los animales, medio ambiente, cooperación al desarrollo, etc. y su duración varía entre los 2 y los 12 meses.

El Servicio Voluntario Europeo está financiado por la Comisión Europea. Durante tu periodo de voluntariado en Europa recibirás:

  • Cobertura total de los costes de alojamiento y manutención del voluntario/a.
  • Devolución de los gastos de viaje (con un límite máximo).
  • Seguro de salud integral para todo el período de voluntariado en extranjero.
  • Formación lingüística en el idioma de destino.

Al final de tu SVE se expedirá un certificado de participación donde se describirá tu proyecto de voluntariado. Este certificado es el “Youthpass“.

Trabajar en Europa

EURES, el Servicio europeo de empleo, se dirige a los trabajadores y empresarios que deseen beneficiarse de la libre circulación de las personas dentro de la Comunidad europea, proporcionando información y asesoramiento sobre:

  • Ofertas y demandas de empleo.
  • Situación y evolución del mercado de trabajo.
  • Condiciones de vida y trabajo de cada país

Vacaciones en Europa

Si quieres viajar por Europa, una de las opciones más baratas para visitar diferentes países es InterRail.

InterRail es un billete o pase para ciudadanos de Europa que permite viajar en tren durante un periodo de hasta un mes, y en un total de 30 países de Europa, exceptuando el país de residencia del beneficiario del pase.

Como ves, puedes viajar de punta a punta de Europa eligiendo el tipo de tren que mejor encaje en tus planes. Muchos jóvenes eligen los trenes nocturnos para ahorrar dinero en alojamiento.

Pero Europa te ofrece mucho más, puedes ir a otros países de la Unión europea a trabajar, realizar prácticas no laborales, aprender idiomas, realizar intercambios juveniles, etc.

Busca la opción que mejor se ajuste a tu situación y ¡descubre Europa!

Enlaces

Portal europeo de la juventud

Erasmus+

Juventud en acción

EURES, el portal europeo de la movilidad profesional

Interrail

me impulso imforma de la importancia ed la capacidad de aprendizaje para el empleo

Tendencias: Profesionales apasionados por el aprendizaje

El aprendizaje a lo largo de la vida es un elemento imprescindible para adaptarse y participar activamente en una sociedad en permanente cambio.

Hoy en día el mercado es muy dinámico y los conocimientos relacionados con nuestra profesión avanzan día a día.

Así, la capacidad de aprendizaje se ha convertido en una de las mejores cualidades de un trabajador. Esa disposición hacia la formación, a estar al día de las novedades, siempre interesado en aprender, en hacer las cosas de forma diferente, sin acomodarnos en las rutinas, hoy en día es vital tanto para nosotros como profesionales, como para las empresas.

Qué es el aprendizaje

El aprendizaje es un proceso de adaptación frente a la aparición de un nuevo elemento en la ecuación. Este proceso sigue una serie de pasos que podemos resumir en:

  • Percepción. Establecer contacto con cosas, personas e ideas a través de los sentidos.
  • Asimilación. Comprender lo percibido.
  • Transformación. Integrar esta nueva información con el resto de nuestro conocimiento, modificándolo y generando respuestas nuevas y adaptadas al nuevo elemento de la ecuación.

La capacidad de aprendizaje está en todos nosotros, es uno de nuestros mecanismos de supervivencia. El medio en el que nos desenvolvemos siempre ha presentado cambios a los que era necesario adaptarse. Pero, aunque todos tengamos capacidad de aprendizaje, lo que varía de unos a otros es cuán desarrollada la tengamos. Las personas con alta capacidad de aprendizaje que buscan las empresas se caracterizan por:

  • Interés por lo nuevo y/o desconocido,
  • Mentalidad positiva y abierta,
  • Espíritu de superación,
  • Autonomía y capacidad de decisión.

Qué ofrece a las empresas

Las empresas están interesadas en personas con capacidad de aprendizaje principalmente por tres razones:

  • Aprovechar al máximo el talento potencial de sus miembros. Formarte, aprender haciendo de la experiencia, y de la interacción con los compañeros de equipo, hace que tu rendimiento en el trabajo aumente.
  • Mejorar la eficacia y eficiencia de la empresa. El interés de los miembros de una empresa por aprender alimenta su creatividad y potencia la toma de mejores decisiones.
  • Estar al día en cuanto a los cambios del mercado y del entorno profesional de la empresa. La capacidad de aprendizaje permite a las personas estar preparados para el cambio y poder acometer nuevas actividades con iniciativa, responsabilidad y compromiso, lo que permite a la empresa mantener su nivel de competitividad en el mercado.

Enlaces

La actitud, un elemento en, por y para el empleo

Aprender para crecer

Cuatro trucos para potenciar el aprendizaje