Un conflicto no tiene por qué ser algo negativo. Si se maneja de la forma adecuada puede resultar una experiencia constructiva.

¿Cuando discutes con alguien realmente te paras a escuchar lo que dice?

¿Tratas de entender la postura del otro, aunque no la compartas?

¿Antepones la solución de un problema a tus intereses?

Si has respondido afirmativamente a las preguntas anteriores puede que cuentes con una de las cualidades personales que más valoran las empresas: la capacidad para resolver conflictos.

Formas de manejar un conflicto

(imagen)

Las personas cuando estamos involucradas en un conflicto desarrollamos cinco formas diferentes de hacerle frente, según nos centremos más en nosotros o en los otros.

Me Impulso informa a los jóvenes de la capacidad para resolver conflictos como elemento para el desarrollo personal y profesional

  1. Competitivo. Se resume en un yo gano- la otra parte pierde. En este caso se impone la satisfacción de las propias necesidades o intereses por encima de los de los demás.
  1. Colaborativo. Se trata de un yo gano-tú ganas e implica explorar todos los puntos de vista y las diferentes alternativas. Frente al conflicto, ambas partes se esfuerzan para alcanzar una solución beneficiosa y satisfactoria.
  1. Compromiso. Ninguna de las dos partes gana ni pierde, sino que ambas intercambian concesiones en beneficio de la búsqueda de soluciones intermedias.
  1. Acomodativo. Suele emplearse cuando una de las partes se da cuenta de que ha metido la pata o cuando las cuestiones en conflicto son más importantes en realidad para una parte que para la otra. Sería un yo pierdo-tu ganas.
  1. Evitativo. Evitar el conflicto, siempre que se trate de cuestiones triviales, es una forma también válida de afrontarlo. A veces es mejor no malgastar energías cuando existen otras cuestiones clave que resolver.

Conflictos en el trabajo

Un conflicto laboral mal gestionado o “aparcado” sin más puede generar un ambiente de trabajo tenso y acabar desembocando en:

  • Descenso de la productividad.
  • Desmotivación.
  • Ruptura de equipos.
  • Pérdida de talento.
  • Deterioro de la imagen de la empresa.

Resolviendo conflictos

A la hora de afrontar un conflicto debes:

  • Escuchar activamente. Escuchar es más que oír. La “escucha activa” consiste en implicarte al máximo en la conversación, demostrando que te importa lo que la otra persona está diciendo. Puedes hacerlo sirviéndote de la comunicación no verbal, por ejemplo con gestos o mirando a los ojos; parafraseando a tu interlocutor, para que note que le escuchas; o haciéndole preguntas para animarle a que continúe hablando. En ningún caso interrumpas, trates de adelantarte a lo que crees que va a decir o aconsejes.
  • Empatizar. Ponte en el lugar del otro y trata de comprender su postura y sus emociones. Empatizar te ayudará en la escucha activa, pero también te será útil para tratar de reconducir el conflicto en su fase más crítica. En un momento dado un “la verdad es que en tu situación quizá yo también me sentiría así” servirá para enfriar los ánimos y allanar el camino a la solución. Al contrario, evita dar lecciones, negar los sentimientos de la otra persona o soltar un “anda, cálmate que estás muy nervioso”.
  • Controlar las emociones. La rabia, los deseos de venganza… son emociones vinculadas a los conflictos, por las que no hay que dejarse llevar por ellas. El interés en resolver el conflicto debe estar siempre por encima de las consideraciones afectivas.
  • Ser asertivo. Exprésate de forma clara y directa, pero sin ataques. Puedes emplear la fórmula del “mensaje yo”, es decir, un mensaje respetuoso a través del que expresas tus opiniones sin reproches ni críticas.

Si posees alguna de estas cualidades, estas más cerca de encontrar un empleo. No descuides estas habilidades sociales, entrénalas y practícalas sea cual sea el tipo de conflicto al que te enfrentes. La capacidad para resolver conflictos también es fundamental en el desarrollo de tus relaciones personales y familiares.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s